Talleres de danza contemporánea

Un intercambio que crece

Luego de un mes de trabajo finalizaron los cursos dictados por los coreógrafos franceses, Christian Béranger y Jonathan Pranlas-Descours, directores de la Compañía Sine QuaNon Art. Un proyecto organizado con Danza Contemporánea de Cuba y Compañía de Rosario Cárdenas.

Deja un comentario Por () | 29/01/2017

Bailarines cubanos participan de los Talleres de Danza Contemporánea organizados con coreógrafos de la agrupación afincada en la región francesa de La Rochelle. Foto gentileza DCC.

Bailarines cubanos participan de los Talleres de Danza Contemporánea organizados con coreógrafos de la agrupación afincada en la región francesa de La Rochelle. Foto gentileza DCC.

Después de un intenso mes de trabajo, finalizaron exitosamente en la capital cubana los talleres impartidos por dos coreógrafos franceses, Christian Béranger y Jonathan Pranlas-Descours, directores artísticos de la Compañía Sine QuaNon art, una joven agrupación de danza contemporánea afincada en la región francesa de La Rochelle. Los cursos se desarrollaron esta vez con dos conjuntos locales: Danza Contemporánea de Cuba y la Compañía de Rosario Cárdenas.

El resultado del trabajo conjunto realizado con los jóvenes bailarines de la pequeña agrupación de la coreógrafa Rosario Cárdenas fue mostrado al público en días recientes, en los suntuosos espacios abiertos de un espléndido palacete ecléctico de tres plantas, edificado en las primeras décadas del pasado siglo, y recientemente inaugurado por el presidente de Francia, Francois Hollande, como sede principal de la Alliance Francaise en Cuba, situado en una de los más emblemáticos boulevares, el Paseo Martí (también conocido por su antigua denominación: “del Prado”).

La presentación única de esos resultados fue apreciada por un numeroso público de invitados, entre ellos especialistas, diplomáticos, bailarines de otras agrupaciones o aficionados incondicionales al género; los cuales quedaron gratamente impresionados por la entrega de la veintena de danzantes participantes. Si bien hubo una ajustada selección de música grabada (electroacústica y otras), los talleristas se aplicaron con sus voces o cuerdas vocales al acompañamiento de ciertos momentos de la exhibición de los ejercicios marcados por los rectores franceses, una muestra fehaciente del interés por enriquecer su novel formación con este intercambio cultural, con el apoyo de diversas instituciones francesas afines.

En una entrevista exclusiva para el boletín informativo mensual de la Alianza Francesa en Cuba, La Bohéme, Béranger y Descours expresaron su gran satisfacción por el fructífero trabajo realizado en la isla caribeña. En particular, para ellos, fue muy grato el taller con la compañía de Rosario Cárdenas, “gracias a la combinación de estilos y conceptos artísticos diversos de la agrupación” que ella dirige. Con ellos, se enfocaron en producir una re-presentación, no un espectáculo, es decir “una ‘deambulación’ coreográfica puntual por este Palacio de Prado, que sirviera “para apropiarse de sus espacios a través de la danza”.

Esta experiencia, dicen los coreógrafos de Sine QuaNon Art, ha mostrado la diferencia de lo que se hace en Europa y en Cuba. En los países del viejo continente, afirman, la danza contemporánea y la danza académica (otros la llaman clásica) están separadas, mientras que los cubanos mantienen una relación más profunda.

 

Dejar un comentario

Artículos relacionados