Entrevista: Herman Cornejo

Un salto dirigido hacia el futuro

En colaboración con el reconocido fotógrafo, cineasta y productor Steven Sebring, el primer bailarín del ABT creó Dancelive, una propuesta de inmersión tridimensional con contenido interactivo, recreado a través de plataformas holográficas. La meta es realizar seis proyectos al año.

Deja un comentario Por () | 06/04/2021

Herman Cornejo, en movimiento, mediante el Sistema Sebring Revolution en una imagen capturada en 360 grados. Foto gentileza Steven Sebring.

Herman Cornejo, en movimiento, mediante el Sistema Sebring Revolution en una imagen capturada en 360 grados. Foto gentileza Steven Sebring.

Cuando en 1912 Vaslav Nijinsky, la estrella de Los Ballet Russes de Sergei Diaghilev, conmocionó al público de París con el estreno de “Siesta de un fauno” y “Consagración de la primavera”, hubo un antes y un después. La danza ya no fue la misma, y los conceptos estéticos tradicionales empezaron a reconstruirse desde otra perspectiva.

Hoy, Herman Cornejo, a caballo entre los dos siglos, plantea, al igual que Nijinsky, una nueva y renovadora manera de ver y vivir la danza. En este período de confinamiento obligado por una pandemia que se adueñó del mundo, el primer bailarín del American Ballet Theatre (ABT) se animó a poner en marcha un proyecto que venía diseñando desde hacía tiempo: Dancelive.

La primera presentación, filmada en diciembre 2020, se transmitió en las redes el 30 de enero de este año, con Skylar Brandt, bailarina principal del ABT y Cornejo como protagonistas. Una propuesta que rompe con las estructuras preestablecidas y se afianza en una perspectiva de futuro donde la danza adquiere perfiles diferentes, sin desentenderse de su esencia.

Esta idea, que empezó con apuntes en borrador, logró plasmarse con la colaboración de Sebring Revolution, la empresa estadounidense de medios multidimensionales que crea contenido visual artístico interactivo a través de plataformas holográficas. Las imágenes se proyectan en Sebring House Platform, una plataforma multimedia navegable, creada por el reconocido fotógrafo, cineasta y productor Steven Sebring,

Dancelive, transita entre la realidad virtual y la concreta, entre la escena y el detrás de la escena, y explora el mundo tridimensional a través de una lente que captura el movimiento en 360 grados. De esta forma, bailarines y público se instalan en un proceso de inmersión en el que la danza en vivo se presenta con mayor intimidad y cercanía.

El espectáculo virtual está diseñado con la arquitectura de un motor de juegos, y tiene la particularidad de ser accesible en todos los dispositivos, desde móviles a computadoras de escritorio y cine en casa. La presentación proporciona una óptica envolvente en la cual el espectador se siente integrado a la experiencia creativa desde la concepción hasta el ensayo y la actuación.

Herman Cornejo en un ensayo con Joshua Beamish en modo virtual. Foto gentileza Steven Sebring.

Herman Cornejo en un ensayo con Joshua Beamish en modo virtual. Foto gentileza Steven Sebring.

Danzahoy: ¿Cómo se fue gestando esta idea de fundir lo real y lo virtual? 

Herman Cornejo: Empecé a escribir este proyecto hace dos años. Sin embargo, como la danza fuera de escena no tiene mucha conexión con el público, seguí trabajando en eso para encontrar la forma de canalizarlo mejor. Durante la pandemia, y a raíz del rol que ha tenido la tecnología en este período, esta idea empezó a hacerse más real. Incorporar esta plataforma hizo que el proyecto tuviera una interacción tridimensional. La intención es que, lo que se ve en los videos se convierta en realidad virtual, lo cual permitirá que los espectadores intervengan en el show virtualmente.

D: ¿Qué es lo que agrega esta tecnología al concepto del espectáculo tradicional?

HC: Que el espectador puede ver el proceso de la creación, porque eso es algo que siempre se lo perdió. Creo que es importante mostrar que cuando un bailarín profesional llega al escenario es porque hubo mucho trabajo previo. La intención es también educativa. Es decir, hay un aspecto pedagógico que consiste en desarrollar la secuencia de un paso de baile desde un plano tridimensional. De esta manera el bailarín puede ver el movimiento del cuerpo desde distintos ángulos. La idea es que esa creación en vivo sin cortes se lleve al teatro y se filme. Y a partir de ahí aparece un tercer eslabón, que es el plano tridimensional.

D: Parecería que éste es un momento clave para lanzar un proyecto como éste.

HC: En 2020 hemos tenido emociones variadas, y este proyecto fue uno de los “up”. Sin esta pandemia no lo hubiera hecho. Esta desgracia, durante la que se paró el mundo, y murió mucha gente, me dio el tiempo, tan preciado, para crear otra cosa. Lo interesante es que, si bien es virtual, todas estas coreografías también se pueden hacer después en el teatro. Por otra parte, la danza siempre evoluciona y la tecnología es el presente y el futuro.

D: ¿De qué manera funcionará esta compañía?

HC: Dancelive se creó con este proyecto virtual, y si bien no va a ser una compañía permanente, se basará en función de cada proyecto. Vamos a seleccionar bailarines de distintas compañías internacionales para cada propuesta, y trabajaremos durante un mes hasta filmar todo el proceso. Luego, buscaremos otros bailarines para encarar un nuevo proyecto. El objetivo es hacer un promedio de seis durante todo el año. En este equipo cada uno tiene su función y como siempre, el patrocinio es muy difícil de encontrar, especialmente para proyectos nuevos, y hay que abrir otras puertas.

D: ¿Este proyecto implica tu separación del ABT?

HC: ABT es mi casa, estoy desde los 17 años, y pienso ser su director en el futuro. Conozco todo: burocracia, repertorio, y sé lo que puede ser ABT conmigo como director. Pero antes de eso, el primer paso es mostrar lo que puedo hacer. Por otra parte, si ABT se caracteriza por algo, es justamente por la variedad de nacionalidades que integran la compañía.

D: ¿De qué manera afectó la pandemia al ABT?

HC: Fue devastador económica, física y emocionalmente para todos porque al ser una compañía privada, dejó de pagar y, a pesar de la ayuda financiera que recibimos los bailarines, todavía estamos en el paro. Si bien hemos tomado clases virtuales, nos va a llevar un tiempo volver al nivel que todos teníamos antes de la pandemia. No creo que podamos hacer las coreografías a las que estábamos acostumbrados, como los ballets completos, por ejemplo. La clase que uno hace en la casa es más para la salud mental que para el físico, porque es imposible sin los elementos necesarios para nuestro trabajo como el piso o la barra.

D: ¿Cuál fue tu reacción durante este año que pasó?

HC: Para mí, bailar no es moverme, es interpretar algo, contar una historia. En julio 2020 cerré mi estudio -una habitación que diseñé como gimnasio- porque me sentía atrapado sin tener nada que hacer. Cuando lo cerré empecé, a mejorar emocionalmente. De todas maneras, todos los bailarines pasamos por ese momento, y nos preguntamos qué hacer. A mí me sirvió escuchar a mi cuerpo, porque era una lucha conmigo mismo.

D: ¿En algún momento te planteaste dejar de bailar?

HC: Voy a cumplir 40 años, y si bien en el momento en que empezó la pandemia me sentía bien, en forma y planeaba que podía bailar hasta los 45, tener que parar me hizo pensar si realmente podría recuperarme para volver al escenario. Y especulé con mi retiro. Pero poner este proyecto en pie me dio las energías para seguir.

Skylar Brandt y Herman Cornejo a través de multiples camaras en el primer proyecto de Dancelive. Foto gentileza Steven Sebring.

Skylar Brandt y Herman Cornejo a través de multiples camaras en el primer proyecto de Dancelive. Foto gentileza Steven Sebring.

Dancelive Series

Acto I-Acceso ilimitado: El espectáculo detrás del espectáculo

Experiencia interactiva de transmisión en vivo que muestra el proceso creativo de los artistas entre bastidores. Entrenamientos, ensayos, trabajo cotidiano. Entrevistas a los bailarines y equipos creativos.

Acto II-In Motion (En movimiento): Dance on Film

Todos los componentes del proceso de DANCELIVE, además de transmitirse en vivo, se integrarán en una biblioteca de películas, disponible para su visualización bajo demanda, dirigida por el cineasta Steven Sebring (Patti Smith: Dream of Life), lo cual permitirá que el público haga una exploración cinematográfica múltiple de la expresión artística de los bailarines.

Acto III-El Foco: Actuaciones en vivo

Las presentaciones de Dancelive se presentarán en el Revolution Theatre, la casa histórica del Clinton Star Theatre en el centro de Manhattan, durante reuniones íntimas VIP (con distancia social), disponibles en casa a través de su transmisión en vivo.

https://sebringrevolution.com/dancelive

Dejar un comentario