Butoh: Tadashi Endo

La energía que sale del alma

El bailarín y coreógrafo, formado con Kazuo Ohno, dictó la conferencia “Butoh Ma” en el Foro del Dinosaurio del Museo Universitario del Chopo de la Universidad Nacional Autónoma de México. Con la participación del público, el intérprete explicó las bases de esta danza de posguerra.

Deja un comentario Por () | 27/09/2014

El bailarín y coreógrafo Tadashi Endo en el marco de la residencia artística que se realizó en México, dictó una conferencia magistral sobre butoh. Foto: Alfonso Loranca.

El bailarín y coreógrafo Tadashi Endo en el marco de la residencia artística que se realizó en México, dictó una conferencia magistral sobre butoh. Foto: Alfonso Loranca.

El 5 de septiembre el Foro Dinosaurio del Museo Universitario del Chopo, se vistió de butoh. El bailarín y coreógrafo Tadashi Endo en el marco de la residencia artística que realizó en México, dictó una conferencia magistral sobre este arte. Titulada “Butoh Ma”, Endo, compartió con un foro lleno que esperaba expectante.

La cita fue a las 20:00 hrs. Él, sentado en un sillón rojo al lado de su traductora, esperaba las indicaciones de los organizadores del evento para dar inicio. El reloj marcaba las 20:15 hrs, cuando el coreógrafo dio la bienvenida a los asistentes y apuntó que antes de comenzar con la charla, se transmitirían cuatro videos a manera de ilustrar de lo que se hablaría más adelante. La muestra incluyó un fragmento de la coreografía “Madame Butterfly”, que apareciera en la cinta “cerezos en flor” de la directora alemana Doris Dörrie radicada en México, en la que Tadashi Endo participó. Al término de la proyección, subió al escenario y comenzó el recorrido por este intrincado camino al que llama el “ma”.

Pupilo de Kazuo Ohno a quien conoció en 1989, confesó que cuando vio por primera vez el butoh pensó que eso no era para él. “Esos cuerpos demacrados, con esos movimientos tan extraños y feos… ¡ay no, eso no! Yo creo que esto no es lo mío”.

Chino por nacimiento, naturalizado japonés y residente en Alemania, expresó “Yo siempre me pregunto ¿soy japonés?, pero también soy extranjero. Estoy en Japón pero me tratan como extranjero. Estoy en el extranjero pero me tratan como japonés. Soy un entre, soy un espacio que no es ni uno ni el otro. Y de esto es de lo que deseo platicarles a ustedes, sobre el ma, que significa entre/espacio en una ranura”.

Invitó a cinco asistentes del público a subir al escenario con él. Recurso que utilizaría para ejemplificar el ma y seguir profundizando sobre el tema.

En nuestro cuerpo coexisten un exterior y un interior. Entre nuestro interior y nuestro exterior existe la piel que nos separa entre este adentro y afuera. El butoh, parte de la energía interna que desea salir. Pidió a los participantes con los que trabajó en el escenario, buscar sus sombras, esas partes que no se ven, que no están iluminadas y que el público no podíamos ver: atrás de las orejas, debajo de las axilas, entre los dedos, la planta de los pies. En esa parte oscura a la que llama “yami” es donde existen los sentimientos. “Por ejemplo cuando bailan, normalmente los bailarines solamente expresan sus sentimientos donde se ve, no se ve el sentimiento interno. Si todo el cuerpo se esfuerza en sacar todo esa oscuridad hacia afuera en forma de movimientos eso puede constituirse como butoh.

Al término de la proyección, Tadashi Endo subió al escenario y comenzó el recorrido por este intrincado camino al que llama el “MA”. Foto: Alfonso Loranca.

Al término de la proyección, Tadashi Endo subió al escenario y comenzó el recorrido por este intrincado camino al que llama el “MA”. Foto: Alfonso Loranca.

Terminado este ejercicio, improvisó una pequeña coreografía que nos invitaba a reconocer en él, este esfuerzo interno de exploración donde se encuentran los sentimientos –yami-, esta búsqueda por sacar a la luz nuestras partes obscuras en forma de movimiento. Busca tu propio butoh, nos insinuó.

Poseedor de una sensibilidad y expresión extraordinarias, señaló que en el butoh no hay una técnica, por esta razón todos pueden danzar butoh. “Si van a danzar el danza butoh, tienen que danzarlo hasta morir… y eso es lo más difícil”, apuntó.

Con un público extasiado y con la titánica tarea de explorar en nuestro interior esas zonas obscuras, Endo agradeció la asistencia de los presentes.

La residencia artística incluyó otras actividades entre las que destacaron la presentación de la obra “One-nine-four-seven”, un taller intensivo sobre butohma, una muestra videográfica y el estreno de la coreografía “espejo negro” que TadashiEndo crea para el Laboratorio Escénico Danza Teatro Ritual, encabezado por Eugenia Vargas.

alfonsochico1

Alfonso Loranca


Alfonso Loranca. Licenciado en Pedagogía egresado de la Facultad de Filosofía y Letras de la unam. Profesional en educación dancística con especialidad en danza folclórica egresado de la Escuela Nacional de Danza “Nellie y Gloria Campobello“, del INBAL.

 

Dejar un comentario

Artículos relacionados