Condors

Un juego de niños

Regresa a México la afamada compañía japonesa de danza contemporánea integrada sólo por hombres. Ofrecerá dos únicas funciones el sábado 8 y el domingo 9 de diciembre, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo donde presentará un nuevo espectáculo: “Granslam Muerte súbita”

Deja un comentario Por () | 01/12/2018

Condors regresa a México con “Granslam Muerte súbita” luego su rotundo éxito en el país en 2017. Foto gentileza INBA.

Luego su rotundo éxito en 2017 la compañía japonesa Condors vuelve a la escena mexicana con “Granslam Muerte súbita”. Foto gentileza INBA.

En todos los países donde se presenta sus funciones siempre están agotadas porque es una de las compañías de danza contemporánea más importantes de Japón por su particular estilo: irreverente y divertido, además de estar integrada únicamente por hombres que se salen de los estereotipos de un bailarín profesional. Así es la agrupación Condors, que regresará a México luego de haber tenido un rotundo éxito en el país el año pasado.

“Granslam Muerte súbita” es el nombre del espectáculo que presentarán en la capital mexicana el sábado 8 y domingo 9 de diciembre, a las 19:00 y 18:00 horas, respectivamente, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo del Centro Cultural del Bosque.

El grupo Condors, creado y dirigido por Ryohei Kondo, se ha convertido en una referencia de la danza contemporánea de Japón. Fue hace dos décadas cuando el Lejano Oriente fue testigo del nacimiento de esta peculiar agrupación integrada solamente por intérpretes masculinos. En ese entonces, fueron invitados a participar en un concurso universitario y los pocos hombres que se atrevieron a llegar descubrieron una afinidad en común: no eran “guapos como los bailarines” pero sí tenían las ganas de bailar, integrando así un proyecto que jamás imaginarían tendrían las repercusiones mundiales que hoy tiene.

Ha sido una de esas compañías que han tenido muy clara su filosofía de hacer danza. Y es que el maestro Ryohei Kondo siempre le ha apostado a una danza más humana, de ahí que los miembros de esta agrupación no tengan los estereotipos típicos de los bailarines y cada uno de ellos tenga una formación artística ecléctica, no necesariamente dancística; lo mismo hay un filósofo, un maestro de arte marciales y un bartender, que un artista visual y un burócrata.

Creado hace 20 años y dirigido por Ryohei Kondo, Condors se ha convertido en una referencia de la danza contemporánea de Japón. Foto gentileza INBA.

Creado hace 20 años y dirigido por Ryohei Kondo, Condors se ha convertido en una referencia de la danza contemporánea de Japón. Foto gentileza INBA.

“Granslam Muerte súbita” se trata de una sucesión de escenas aparentemente sin relación, pero con un hilo conductor secreto: desatarse. El montaje cuenta con una serie vertiginosa de escenas bajo el estilo narrativo ómnibus (algunas de estas con referencias a la cultura pop, proyecciones de anime, diálogos teatrales, marionetas, y por supuesto, danza). Cada escena parece no tener relación con la otra, pero al final, como el truco de un mago, se advierte ese efecto de unión que libera y desata un sentimiento de nostalgia que recuerda las cosas que son más importante que lo demás. Hay virtuosismo, pero por encima de todo hay alma.

“Quiero recuperar o extraer, de la impostura de seriedad que la vida social nos impone, la ligereza de nuestra real, la eterna inmadurez, de nuestra agua, de nuestra impertinencia tan necesaria para que cambie el mundo. Hablo de una alegría seria, alegría sin alegría, de recuperar la seriedad del niño cuando juega”, señaló Ryohei Kondo.

Dejar un comentario

Artículos relacionados

  • No hay artículos relacionados